En base a muchos principios de la ley de Trofobiosis se desarrollaron productos que además de curar y proteger a la planta, estimulen sus mecanismos de defensa. Estos han demostrado su alto poder curativo y preventivo en un sin número de enfermedades fungosas y bacterianas. Se ha aplicado la tecnología de penetrabilidad de los foliares para dar una mayor eficacia y rapidez del control.